Revista de estilo – Belleza en España

#

Formas rápidas de conseguir unos dientes más blancos en casa

Si sueles tomar té y café a menudo, entonces puede que el color de tus dientes cambie. Por suerte, ¡puedes hacer uso de unos remedios increíbles para conseguir una sonrisa y unos dientes blancos como la nieve!

1. Carbón activado para unos dientes más blancos

Generalmente, el carbón activado se utiliza para tratar dolencias estomacales. Sin embargo, también se usa para conseguir una sonrisa blanca y hermosa. Es muy fácil de usar porque solo necesitas un poco de agua y un cepillo de dientes. ¿Cómo utilizarlo?

Consigue una pastilla de carbón vegetal y tritúrala en un bol pequeño. Humedece el cepillo de dientes y pon un poco de polvo en las cerdas. Una vez realizado este paso, cepíllate suavemente los dientes. Enjuágate bien la boca para eliminar las manchas negras. Y listo. Solo tendrás que seguir utilizándolo con regularidad.

2. Zumo de limón para blanquear los dientes

El zumo de limón es un blanqueante de dientes casero. Sus ácidos son insuperables para aclarar el esmalte y eliminar las manchas de café o té. El zumo de limón es bastante suave pero eficaz, por lo que puedes utilizarlo incluso a diario. La forma más sencilla de incluirlo en tu rutina diaria, es bebiendo un vaso de agua con jugo de limón todos los días.

3. Bicarbonato sódico para blanquear los dientes

Las mujeres en la antigüedad, conocían el efecto blanqueador del bicarbonato sódico y lo utilizaban para conseguir unos dientes más blancos. Sigue siendo uno de los mejores métodos para blanquear los dientes. Puedes mezclar 2 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1 cucharada de peróxido de hidrógeno y disfrutar los rápidos resultados que proporciona. Extiende la mezcla por los dientes y cepíllalos suavemente durante dos minutos.

4. Aceite de coco para unos dientes más blancos

¿Sabías que el aceite de coco blanquea los dientes? Además, desinfecta la cavidad bucal, evita la proliferación de bacterias y hongos de levadura, ¡y frena las caries! El método del aceite de coco es muy fácil de realizar: introduce una cucharada de aceite de coco en la boca y haz buches durante 5-10 minutos. Después, solo tendrás que escupirlo.

¿Puede el bicarbonato sódico y otros remedios caseros generar algún tipo de daño?

Decir que el bicarbonato sódico es completamente seguro y que podemos utilizarlo de forma ilimitada es… falso. Aunque el bicarbonato tiene efectos brillantes, los dentistas nos aconsejan ser cautelosos. El bicarbonato sódico no presenta propiedades químicas que hagan que los dientes sean más blancos: simplemente elimina la placa. Por eso, es muy probable que un uso abusivo del producto acabe generando daños en el esmalte, lo que provocará la aparición de manchas y placa. Utilízala con cuidado de vez en cuando.

Puedes encontrar muchísimos métodos para blanquear tus dientes desde casa, por ejemplo, utilizando cáscaras de plátano o de naranja, y algunos extraños como comer cebolla cruda. Se dice que cepillarse los dientes con fresas también ayuda (contienen ácidos aclaradores como el limón). Todos los tratamientos caseros funcionan realmente bien y son seguros si los utilizas de vez en cuando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *