Revista de estilo – Belleza en España

#

¿Cómo arreglar las uñas dañadas? ¡Prueba con 4 sencillos pasos!

¿Piensas que reparar las uñas dañadas es complicado y requiere de mucho tiempo? ¡No tiene por qué ser así! Con dedicar un rato cada noche y seguir estos 4 sencillos pasos será suficiente:

1. Frota la placa de la uña con aceite

Todos conocemos los efectos beneficiosos que tienen los aceites sobre la piel o el cabello. ¿Sabes que muchos aceites también mejoran tus uñas? Frotar regularmente aceite de ricino, argán, almendras o aguacate en la placa de la uña no sólo previene la sequedad o la rotura, sino que también restablece la salud y la belleza de las uñas. Frota tu aceite favorito en las uñas cada noche: ¡te sorprenderá el efecto después de tan solo una semana!

2.  ¡Uñas en remojo con estos jabones!

¿Tienes las uñas secas y dañadas después de haber usado uñas de gel? Remojar tus uñas con estos jabones sirve para arreglar tus uñas dañadas. Te sugerimos que pruebes dos jabones para uñas muy nutritivos y embellecedores.

– Remojo de uñas con aceite de oliva y limón

Calienta 1/4 de vaso de aceite de oliva y viértelo en un cuenco pequeño. Luego, añade el zumo de medio limón. Deja las uñas en remojo durante 15 minutos y luego sécalas con una toalla. Haz este remojo dos veces a la semana.

– Remojo de uñas con aceite de oliva y cola de caballo

En un cuenco pequeño de cristal o metal, introduce medio vaso de aceite de oliva y dos cucharadas de cola de caballo seca (puedes incluso recogerla tú misma si es posible). Hierve agua en una olla y pon el cuenco con el aceite de oliva y la cola de caballo para que el vapor caliente ligeramente la mezcla. Mantenlo sobre el vapor durante una hora aproximadamente. Enfríalo y pon las uñas en remojo durante 15 minutos. Repite el proceso al menos una vez a la semana.

3. Acondicionador de uñas para nutrirlas y conseguir un buen color

Si tienes las uñas amarillentas o con restos de esmalte antiguo, consigue un acondicionador de uñas que te proporcione un color delicado y suave. Estos productos suelen ser de color blanco, beige o rosa. Al aplicarlos, estás proporcionando a las uñas, vitaminas, ceramidas, calcio y otros ingredientes esenciales que mejoran la reparación. Los mejores acondicionadores se mantienen intactos y no se astillan ni siquiera en los siguientes 7 días.

4. ¿Cutículas secas? ¡Hidrátalas y suavízalas con una buena crema!

Las cutículas secas es algo muy común. Cortarlas sólo las empeora porque vuelven a crecer rápidamente y más gruesas que antes. En lugar de cortarlas, ¡consigue una buena crema! Consigue una crema de calidad para cutículas, hidratándolas y evitando que vuelvan a crecer tan rápido. La aplicación regular de buenos productos hará que tus cutículas estén suaves y evitará que se resequen. Además proporcionará nutrición a las placas de las uñas, por lo que es bueno incorporarla en la rutina nocturna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *