Revista de estilo – Belleza en España

#

5 remedios caseros para conseguir unas uñas sanas y bonitas

Un aspecto importante del cuidado de nuestro cuerpo son las uñas y las manos en general. Obviamente, queremos tenerlas sanas y fuertes. ¿Cómo conseguir unas uñas impresionantes empleando remedios caseros? Sigue leyendo para conocer los potenciadores de uñas con una eficacia probada.

5 remedios caseros para mejorar el estado de tus uñas

1. ¡Hacerte con una lima de uñas!

Utiliza una lima de uñas para acabar con los bordes irregulares. Puede que el daño no sea visible a simple vista, pero las limas inadecuadas acaban dañando las uñas y provocándoles daños propiciando que se acaben partiendo (los detergentes, el agua y las bacterias se meten dentro). Otro aspecto a tener en cuenta es que las uñas se liman en la misma dirección. Las limas de cristal y de papel son las mejores opciones, así que hazte con una para tu neceser.

2. Sé suave con tus uñas

¿Alguna vez te quitas el esmalte de uñas? ¿Utilizas guantes al limpiar la casa? ¿Te sueles morder las uñas o las cutículas? Los malos hábitos aceleran el deterioro de las uñas, por no hablar de los riesgos para la salud, teniendo en cuenta que te metes en la boca las uñas llenas de bacterias… El hábito de morderse las uñas empeora este proceso y aplicar un buen aceite para las cutículas evita que estas se resequen.

3. Dieta para unas uñas más sanas

Al igual que todo el cuerpo, la piel y el cabello, nuestras uñas también necesitan nutrición. Para mantenerlas sanas y resistentes, es importante proporcionarle al organismo vitaminas como la vitamina B (fortalece, frena la rotura), la vitamina A (mejora el aspecto de las uñas y de la piel), la vitamina E (refuerza y repara la placa ungueal). También es importante añadir micronutrientes como: zinc, calcio y fósforo, que dejan las uñas más resistentes, estimulan su crecimiento y evitan que se rompan con facilidad. La cola de caballo es una hierba que constituye una valiosa fuente de nutrientes que nos deja un cabello y unas uñas más bonitos. Puedes tomar suplementos o beber té de cola de caballo.

¡Es importante que lo sepas!

Las uñas están compuestas principalmente de queratina, que es una proteína. Por eso es importante comer una cantidad idónea de proteína de fuentes como: yogur natural, leche, queso, requesón, huevos, carne.

4. Esmalte y acondicionador de uñas

¿Quieres unas uñas sanas y bonitas? Potencia el crecimiento de las uñas con un acondicionador adecuado. Puedes conseguir un producto a base de aceite y ponértelo en las uñas (lo ideal es aplicarlo por la noche antes de dormir, para evitar tocar cualquier nada) o un acondicionador normal que se use como un esmalte de uñas. Las marcas de cosméticos ofrecen acondicionadores de uñas de color (beige, rosa, blanco, marrón claro) que además dejan un tono bonito al esmalte. Dejan las uñas con un aspecto saludable, además de nutrirlas y repararlas, evitando que se dañen.

5. Tratamientos naturales para unas uñas bonitas

Los tratamientos de uñas caseros son muy populares y muchas chicas confían en ellos. Prueba a frotar las uñas con aceite de ricino o de argán, o echa aceite en un cuenco y añade un poco de zumo de limón para dejar las uñas en remojo. El zumo de limón proporciona brillo a las uñas, mejora el color y ayuda a que los nutrientes del aceite reparen los daños. El aceite de oliva es un acondicionador de uñas brillante y natural: caliéntalo ligeramente y pon los dedos en remojo en este líquido nutritivo. La infusión de ortiga y cola de caballo también es una buena combinación.